¿Qué es el yoga?

El yoga es una práctica que conecta el cuerpo, la respiración y la mente. Esta práctica utiliza posturas físicas, ejercicios de respiración y meditación con el objetivo de mejorar la salud general. El yoga es una disciplina que cuida y fortalece el cuerpo y la mente mediante la práctica de posturas (asanas), combinadas con ejercicios de respiración (pranayama) y meditación.

El yoga tiene sus orígenes en la India hace miles de años, donde formaba parte de cultura hindú, de su tradición espiritual, cultural y social. Hoy en día, la mayoría de las personas en occidente que practican yoga, lo hacen como ejercicio, para reducir la ansiedad y el estrés, ganar flexibilidad, y mejorar, en general, su condición física y mental.

Slice 1

Practica yoga
y verás sus beneficios

Aumenta tu bienestar personal

Tonifica y fortalece tus músculos

Mejora
tu flexibilidad

Mejora
tu equilibrio

Corrige la postura corporal

Favorace
la introspección

Aumenta
la concentración

Aprenderás a respirar correctamente

Ayuda a gestionar tu energía

Reduce la ansiedad y el estrés

Reduce y previene lesiones

Mejora tu salud cardiovascular

Ayuda a llevar una vida más saludable

Te sentirás más joven

Adelgazarás o mejorarás tu silueta

Dormirás mejor

Mejorará tu rendimiento y trabajarás mejor

Slice 1

PREGUNTAS FRECUENTES

En Yoga Home Madrid somos expertos impartiendo yoga y sabemos que quienes se acercan a interesarse por la práctica suelen coincidir en determinadas preguntas. Aquí tratamos de despejar muchas de esas cuestiones que todos los que quieren iniciarse en la práctica se plantean.

¿Por dónde debería empezar?

Elegir un centro especializado en yoga es el mejor sitio para iniciarse. Inscribirte en un centro cercano a tu trabajo o a tu casa, y con horarios amplios y dónde impartan múltiples estilos te permitirá conocer y probar las diferentes escuelas de yoga, para poder así decantarte por aquella que más te guste o encaje contigo. 

¿Cuál es el mejor momento del día para practicar yoga?

Elegir el mejor horario depende del tiempo y la agenda de cada uno, aunque también influyen los biorritmos y los objetivos que cada uno tenga. Por lo general, las prácticas por la mañana ayudan a activar el cuerpo y la mente permitiendo afrontar bien el día. Las prácticas a última hora del día ayudan a soltar tensiones acumuladas y relajarte tras la jornada, preparando así tu cuerpo y mente para el descanso.

¿Qué estilo de yoga elegir?

Al ser una disciplina de origen milenario, su práctica ha ido evolucionando y ha derivado en multitud de estilos. Tratar de recopilarlos todos es imposible, pero sí que hay algunos estilos que son más practicados. La mayoría de ellos derivan de Hatha, estilo muy adecuado para iniciarse. Los hay más dinámicos y exigentes como el Power Yoga, Rocket Yoga, o Asthanga Yoga, y los hay más relajados como Yin Yoga, Yoga Restaurativo. Nosotros recomendamos que trates de probar diferentes estilos para ver qué te puede aportar cada uno de ellos y decidirte por el que mejor se adapte a ti.

¿Por qué es importante la práctica con un buen maestro?

Debido a la popularidad del yoga, han surgido multitud de centros, incluso centros virtuales para la práctica online.  Sin embargo, y especialmente para iniciarse correctamente en la práctica, acudir a un centro con un buen maestro es esencial. Un buen profesor se preocupará de conocer tus necesidades y tus limitaciones, y podrá ofrecerte alternativas posturales cuando lo necesites, así como corregirte y guiarte en tu camino personal de la práctica.

¿Qué es lo fundamental para tener éxito al comenzar la práctica?

Lo primero que debes tener en cuenta es que la práctica de yoga es un camino, que se recorre con disciplina, constancia y cierto esfuerzo. Por eso, se requiere practicar con regularidad, al ritmo que uno mismo se marque, en función de su estilo de vida y objetivos que persiga. Esa práctica con regularidad es la que permite avanzar y proporciona la satisfacción del progreso en la práctica. Cuanto más practiques yoga, más te gustará y más querrás practicar.

¿Qué beneficios tiene la práctica regular de yoga?

Sea cual sea el estilo por el que te hayas decantado, su práctica regular te irá aportando una serie de beneficios que tu mismo observarás. En primer lugar, te ayudará a cultivar un compromiso consciente con tu salud, mejorando tu bienestar físico y emocional. Físicamente, te aportará fuerza y flexibilidad en el cuerpo. Mentalmente, te ayudará a desconectar, a reducir el stress, a conseguir ese equilibrio y armonía entre el cuerpo y la mente, y te aportará mucha paz interior.

¿Puedo practicar yoga si no tengo apenas flexibilidad?

Por supuesto, no ser nada flexible es uno de los mejores motivos para comenzar tu práctica. Para facilitar la práctica y hacer accesibles posturas se emplean materiales de ayuda como bloques, cinturones o straps, bolsters o mantas. Con una práctica regular, sea cual sea el estilo que practiques, verás cómo tu cuerpo comienza a mejorar en flexibilidad. Tras unos meses practicando yoga verás cómo posturas a las que antes no podías llegar, comienzan a ser accesibles para tu cuerpo. Este progreso te animará aún más a continuar con tu práctica. 

¿Tiene alguna contraindicación la práctica de yoga?

La práctica correcta y guiada por un buen maestro no tiene ningún efecto negativo. Es una disciplina adecuada para cualquier persona en cualquier etapa de su vida. Los beneficios se notarán desde los primeros días. Incluso si estás embarazada o si tienes algún tipo de dolencia o lesión, puedes practicar yoga. Hay adaptaciones de posturas que podrás practicar. Siempre debes consultar con tu médico antes de la práctica e indicar al profesor tus posibles limitaciones. Y por supuesto, nunca debes forzar más de lo que tu cuerpo te permite. Escuchando siempre tu cuerpo, disfrutarás de una práctica segura.

¿Con qué frecuencia debo practicar yoga?

Las escuelas más tradicionales recomiendan la práctica diaria con un día de descanso. Pero para alguien que quiere iniciarse en la práctica, la respuesta correcta a esta pregunta es sencilla: con la frecuencia que realmente puedas mantener con constancia y regularidad. Tanto si eliges practicar sólo un día a la semana como si puedes practicar todos los días, evita proponerte exigencias que no sean realistas y márcate mejor un objetivo de regularidad. Con el tiempo, verás cómo tu cuerpo y mente te piden practicar con más frecuencia, aumentando el número de sesiones por semana. No te pongas metas que no sean realistas, no exijas a tu cuerpo más de lo debido y verás los resultados en poco tiempo. 

¿Cómo tiene que ser la alimentación en la práctica de yoga?

Tanto para prácticas más dinámicas y exigentes como para aquellas más relajadas o con un mayor componente de meditación, es recomendable no practicar tras una comida abundante. Se recomienda dejar pasar, al menos, una hora desde la comida o bien realizar una comida muy frugal antes de practicar. Tu cuerpo se sentirá más cómodo y confortable con el estomago vacío.

La dieta tradicional yóguica contempla que el practicante de yoga lleve una alimentación satvica (pura). Así, alimentos frescos, crudos, naturales, predominantemente vegetales, frutas, raíces y tubérculos, lácteos, cereales y semillas, miel, agua natural y mineral, que proporcionan vitalidad, son recomendados.

¿Se puede compatibilizar la práctica de yoga con otras actividades deportivas?

El yoga es una práctica vital que abarca todos los ámbitos de tu vida, ayudándote a conocerte mejor y mejorando tu condición física y mental.  Por eso mismo es compatible y adecuada con cualquier otra actividad en la que tengas interés o te motive, incluso con otras actividades deportivas. Si prácticas algún deporte, verás cómo la práctica de yoga te aporta beneficios, ganando flexibilidad, fuerza, equilibrio, mejorando tu movilidad, coordinación, ayudándote a relajarte física y mentalmente, y evitará posibles lesiones.

Slice 1

Practica yoga y verás sus beneficios

Subscríbete a nuestra newsletter

Recibe información sobre nuestras clases

Contáctanos

Rellena el formulario de la derecha o utiliza la información de contacto.

Lunes – Viernes : 7.00 – 21:30

Sábado – Domingo : 09:00 – 14:00